Promesa Scout

La Promesa es un compromiso personal que todo scout asume de forma libre y voluntaria cuando cree que está preparado.

Por tanto, es un compromiso único mediante el cual, quien hace la promesa, se compromete a cumplir con los valores y principios del escultismo.

Lo ideó el fundador del Escultismo, Robert Baden-Powell, y desde la publicación de su texto en el libro “Escultismo para muchachos”, publicado en 1908, scouts y guías de todo el mundo formulan su promesa scout para vivir de acuerdo con los ideales de nuestro movimiento.

Prometo por mi honor y con la ayuda de Dios, hacer cuanto pueda para:

Cumplir mis deberes con Dios y mi país.

Ayudar a los demás en toda circunstancia.

Cumplir la Ley Scout.

El texto de la Promesa scout ha ido variando a través del tiempo y de país en país, adaptándose, así, a las distintas realidades y contextos. En este vídeo podéis ver y escuchar a Baden Powell hablando a los asistentes al Jamboree de 1920 sobre la Promesa Scout, y recordándoles que han prometido “hacer cuanto de mí dependa para cumplir mi deber con Dios y con el Rey y obedecer la Ley Scout”.

“Esta Promesa es muy difícil de cumplir, pues es muy seria y ningún Scout lo es, si no hace cuanto puede por cumplir con ella. Ya véis, el Escultismo no es sólo diversión; requiere también bastante de vosotros; pero yo sé que se puede confiar en que haréis cuanto podáis por cumplir vuestra Promesa.”